Buscar trabajo

¿Eres una de esas personas que ha intentado y tratado de conseguir un trabajo desde casa y parece que no llega a ninguna parte? Sé que es frustrante, pero no te rindas. Hay varias razones por las cuales no le interesas a los empleadores y también hay algunas cosas que puedes hacer para aumentar tus posibilidades de ser contratado.
¿Estás persiguiendo un trabajo ideal que no existe?

Sé que esto no se aplica a todos pero hay muchas personas que creen que trabajar en casa no es realmente un trabajo. Rebuscan en las oportunidades de trabajo y los foros en busca de un trabajo que no requiera experiencia en el que todo lo que hacen es sentarse en casa, presionar botones y acumular mucho dinero.

De alguna manera, piensan que trabajando en casa realmente no trabajarán en absoluto. Y cuando descubren que no pueden conseguir un trabajo como ese, se sienten frustrados y comienzan a quejarse de que no pueden encontrar un trabajo desde casa.

En realidad, hay muchos trabajos desde caso, pero el trabajo en casa es también trabajo. No puedo hablar por todos, ¡pero sé que trabajo tan duro en casa como lo hice fuera de casa!

¿Estás cualificado para los trabajos que estás solicitando?

Algunas personas solicitan trabajo en todo lo que encuentran, estén verdaderamente calificadas o no, utilizando el mismo curriculum vitae genérico. Si bien tejer una amplia red es positivo, puede también estar perdiendo el tiempo que podría invertirse en acciones que podrían ser más rentable como, por ejemplo, actualizar tu currículum y adaptarlo a cada oportunidad.

¿Estás siendo demasiado exigente?

Por otro lado, algunas personas hacen lo contrario a tejer una red de contactos amplia, como indicábamos antes. No contestan a ninguna oportunidad a menos que se ajuste perfectamente. Hacer esto probablemente disminuirá tus posibilidades de obtener un trabajo desde casa. Tendrás que buscar un buen equilibrio para poder seguir adelante.

¿Ni te molestas porque no crees que estás calificado?

Muchas personas ni siquiera solicitan ciertos puestos porque no creen que estén calificados para ellos. Pero, ¿sabías que el trabajo de cajero que podrías haber hecho en el pasado contaría ahora como experiencia de servicio al cliente? Cuando empiezas a mirar cosas así, se abren muchas puertas que probablemente asumiste que estaban cerradas para ti.

¿Es tu currículum tan bueno como podría ser?

Observa detenidamente tu currículum y ponte en el lugar de la persona que realiza la contratación. ¿Eres realmente un buen candidato para el trabajo que quieres? Hay que recordar que hay mucha competencia en el mundo del trabajo desde casa. Ya que no puedes conocer a su empleador potencial en persona, tienes que intentar conocerlo tan bien como puedas en remoto.

También es recomendable incluir una carta de presentación con tu currículum. No cuentes la historia de tu vida pero crea un par de párrafos directos para explicar por qué quieres el trabajo y por qué estás muy calificado para el mismo. Se directo, educado y escueto. Tu potencial empleador tendrá muchos currículums para revisar y no querrá perder tiempo leyendo una carta de presentación que sea excesivamente larga.

Si crees que no puedes crear un currículum suficientemente atractivo, contrata a un profesional para que lo haga por ti.

¿Está tu currículum vitae adaptado al trabajo que estás solicitando?

Lo más inteligente es adaptar tu currículum vitae al tipo de trabajo que estás solicitando. Muchas personas usan el mismo curriculum vitae genérico para absolutamente todo. En lugar de hacer eso, presta mucha atención a lo que la compañía está buscando exactamente en términos de tus habilidades, conocimientos, etc. Trata de asegurarte de que tu currículum muestre que tienes lo que el empliador quiere y que serás capaz de hacer el trabajo.

¿Hay grandes brechas en tu historial de empleo?

Sé que muchas personas tienen problemas para conseguir empleo debido a largos períodos de desempleo. No hay forma de evitar el hecho de que esto pueda perjudicarte y es posible que un empleador ni siquiera se moleste en programar una entrevista telefónica contigo después de ver eso. Si lo hicieran, es posible que puedas explicar las brechas, pero con demasiada frecuencia tu currículum irá a parar a la pila de «no».

¿Entonces que puedes hacer? En primer lugar, piensa en todo lo que has hecho durante esos tiempos. ¿Hiciste algún trabajo voluntario o te estuviste formando? ¡Inclúyelo si lo hiciste! Eso al menos cuenta cómo hacer algo.
Otra cosa que puedes hacer para que tu currículum se vea un poco mejor cuando tienes esas brechas es no ser demasiado específico con las fechas. Por ejemplo, si trabajaste durante seis meses en 2001 pero no lo hiciste de nuevo hasta finales de 2002, no indiques los meses que trabajaste. En su lugar, puedes poner el año junto al trabajo y parecerá que estuviste empleado ambos años. Con suerte, no habrá preguntas.

Si no realizaste ningún trabajo voluntario ni te formaste mientras estaba desempleado y tienes vacíos en tu historial que duran más de un año, no hay muchas maneras de «arreglarlo». Algunas personas llenan los vacíos con información sobre lo que estaban haciendo mientras no trabajaban. Por ejemplo, podrías indicar que tuviste un hijo y te quedaste en casa para criarlo. Esto funciona para algunas personas, muchas empresas son mucho más comprensivas de lo que piensas cuando se trata de las responsabilidades de los padres.

¿Has tenido demasiados trabajos?

Tener demasiados trabajos no se ve mejor que pasar largos periodos de tiempo sin trabajar. Si tu currículum muestra que has tenido varios trabajos que no has mantenido durante mucho tiempo, podría hacer que la persona que puede contratarte piense que tampoco estarás mucho tiempo en su compañía y eso no es bueno.

Una forma de evitar esto es dejar de enumerar todos y cada uno de los trabajos que ha tenido. Enumera solo los trabajos que serían más relevantes para el puesto que estás solicitando ahora. Es posible que consideres no incluir trabajos que solo has realizado durante dos meses o menos, excepto si han sido extremadamente relevantes para la posición que estás solicitando en este momento.

¿Qué dicen tus perfiles de redes sociales sobre ti?

No pienses que tu posible empleador no se tomará el tiempo para buscarlo en Facebook, Twitter o Pinterest. Claro que existe la posibilidad de que no se molesten pero también hay una alta probabilidad de que lo hagan, especialmente porque no os vais a reunir físicamente y esto les da una idea de quién eres y tu personalidad. Si tienes algo que se muestra públicamente y parece poco profesional, ¡límpialo antes de solicitar ningún puesto!

Y hablando de redes sociales, crea un perfil profesional en LinkedIn y proporciona el enlace en algún lugar del currículum. Si haces un perfil de LinkedIn atractivo y profesional te ayudará a conseguir trabajo.

¿Te mantienes al día en el mundo del «trabajo desde casa»?

Aprende todo lo que puedas sobre el sector en el que estés interesado. Averigua qué compañías contratan personas para trabajar desde su casa y cómo operan. Sin duda, únete a grupos de Facebook de trabajo desde casa y sigue las páginas de Facebook de trabajo en casa. Las oportunidades de empleo se publican en esos sitios continuamente y, a veces, los empleadores potenciales también publican en esos sitios para correr la voz de que están contratando.

Además, mantente al día de mi blog y de los otros sitios que recomiendo aquí.

¿Has seguido formándote?

Cuanto más sepas, más atractivo serás para los posibles empleadores. Hayas asistido a la universidad o no, siempre es bueno aprender algunas habilidades nuevas para conseguir un trabajo mejor remunerado.
Recibo muchos correos electrónicos de personas que buscan un trabajo desde casa que no requiera de habilidades especiales. Desafortunadamente, hay muy pocos trabajos así y los que existen pagan salarios de esclavitud. Si quieres ganar mucho dinero trabajando desde casa, debes tener las habilidades que buscan los empleadores dispuestos a pagar bien.

No te rindas.

A veces, también puedes echarle la culpa a la mala suerte. Pero la suerte se da la vuelta con el tiempo así que sigue intentándolo. No hay duda de que el teletrabajo va en aumento, por lo que cada vez habrá más y más empleos desde casa.

También puedes hacer trabajos voluntarios, no remunerados, mientras buscas trabajo desde casa. Puede que no sea una mala idea hacerlo ya que puede brindarte experiencia en campos en los que quieras entrar. También mejora mucho el currículum demostrando que te has ofrecido como voluntario en cualquier cosa. Y puedes incluir el trabajo que hiciste como experiencia.

Por favor, comparte tus pensamientos a continuación. ¿Tienes algún consejo que pueda ayudar a otra persona a conseguir un trabajo desde casa cuando parece que no puede?